Demostrando la inexistencia de Dios

De como Dios demostró su propia inexistencia por medio de la evolución del "Babelfish" (el "Pez de Babel" que da nombre al famoso traductor de Yahoo)...



"El pez Babel es pequeño, amarillo, parece una sanguijuela y es la criatura más rara del Universo. Se alimenta de la energía de las ondas cerebrales que recibe no del que lo lleva, sino de los que están a su alrededor. Absorbe todas las frecuencias mentales inconscientes de dicha energía de las ondas cerebrales para nutrirse de ellas. Entonces, excreta en la mente del que lo lleva una matriz telepática formada de la combinación de las frecuencias del pensamiento consciente con señales nerviosas obtenidas de los centros del lenguaje del cerebro que las ha suministrado.

El resultado práctico de todo esto, es que si uno se introduce un pez Babel en el oído, puede entender al instante todo lo que se diga en cualquier lenguaje.

Las formas lingüísticas que se oyen en realidad, descifran la matriz de la onda cerebral introducida en la mente por el pez Babel.

»Pero es una coincidencia extrañamente improbable el hecho de que algo tan impresionantemente útil pueda haber evolucionado por pura casualidad, y algunos pensadores han decidido considerarlo como la prueba definitiva e irrefutable de la no existencia de Dios.

»Su argumento es más o menos el siguiente: «Me niego a demostrar que existo», dice Dios, «porque la demostración anula la fe, y sin fe no soy nada».

»«Pero», dice el hombre, «el pez Babel es una revelación brusca, ¿no es así? No puede haber evolucionado al azar. Demuestra que existes, y por lo tanto, según tus propios argumentos, Tu no. Quod erat demonstrandum».

»« ¡Válgame Dios!», dice Dios, «no había pensado en eso», y súbitamente desaparece en un soplo de lógica.

»«Bueno, eso era fácil», dice el hombre, que vuelve a hacer lo mismo para demostrar que lo negro es blanco y resulta muerto al cruzar el siguiente paso cebra.

»La mayoría de los principales teólogos afirman que tal argumento es un montón de patrañas, pero eso no impidió que Oolon Colluphid hiciese una pequeña fortuna al utilizarlo como tema central de su libro Todo lo que le hace callar a Dios, que fue un éxito de ventas.

»Entretanto, el pobre pez Babel, al derribar eficazmente todas las barreras de comunicación entre las diferentes razas y culturas, ha producido más guerras y más sangre que ninguna otra cosa en la historia de la creación.»"


Un fragmento de "Guía del autoestopista galáctico", de Douglas Adams.

Ésta es la narración que se hizo para la película (en inglés).




Tay.

Fuente:
FotologMander

10 comentarios:

Graja dijo...

Menuda genialidad de texto ¡¡tengo que pillar el libro!!

Siesp... dijo...

Tay, hoy me he puesto romanticón porque he vuelto a ver el capítulo 11 de Cosmos, ese que habla del lenguaje de las ballenas... y ahora me encuentro con "tu" pez Babel. Jejeje. Gran texto. Gran libro y gran capítulo.
Saludos.

Siesp... dijo...

Ah, yo también tengo la primera edición del libro Cosmos (de mayo de 1982). Recuerdo que salieron muchas ediciones después... ¡Pero tengo la primera edición! (Ed. Planeta, 1.600 pesetas, en El Corte Inglés, unos 70 euros hoy). Hazte con la serie en vídeo, no te arrepentirás.
Saludos.

It / Señor de Xibalba dijo...

Existen muchas paradojas que nos llevan a concluir con la inexistencia de un dios, esta resulta particularmente interesante por la propia participación "divina"... saludos.

Tay dijo...

Graja

Bienvenido al blog.

Siespierre

Pues me voy a poner el capitulo ese, que hoy no voy al gimnasio a perder energía inútilmente.

Mi libro no es 1*edición, es tercera :P. Aunque del mismo año, creo que con un par de meses de diferencia, debió de venderse como rosquillas.

Pues sí, creo que me voy a hacer con esa serie completa.

It Xibalba

Así es, es una paradoja recursiva, podríamos decir que es la paradoja autoconsciente... no?

Un saludo a los tres

Hugo C. dijo...

Mirad que chulada de frase, de Freud y su obsesión por relacionarlo todo con el padre jaja:

“Los sentimientos de 'amor y temor de dios' no tienen su origen en dios, si no en los seres humanos. Son sentimientos de frustración dirigidos por el hombre a un ser imaginario que pretende sea su padre..."

Un saludo froidiano.

Hugo C. dijo...

El "si no" que aparece en el fragmento no creo que sea de Freud jaja.

Ciao, autoestopistas galácticos :D

Tay dijo...

Pues si que estaba obsesionado si. Aunque es cierto que la frase tiene su enjundia y debería discutirse antes de negarla.

La idea metafórica o no de un dios padre y una diosa madre, que lo admita o no la iglesia católica, esa es la función de la virgen... quizá tenga ahí su base, pero no tengo idea de como está representada en otras religiones...

Un saludo desde el espacio

Anónimo dijo...

No os ciñáis a Cosmos. La conexión cósmica, Dragones del edén (premio Pulitzer), El cerebro de broca, El mundo y sus demonios, Contact (novela). Son algunos de los libros que han pasado por mis manos de este fabuloso astrónomo, ninguno de los cuales me ha defraudado. Tengo que pillar los que me faltan porque estoy seguro que todos son estupendos.

Saludos de Rick.

Anónimo dijo...

Me dan risa estas paradojillas, porque se van por las ramas, es decir, abusan de la semantica y cosas como silogismos que a veces rayan en o absurdo. En definitiva, puede existir Dios, y además el pez de babel y la paradojilla esta seguiría funcionando igual.
Saludos.