De pobreza y materia oscura

"En la medida en que seamos capaces de ver a los invisibles, seremos capaces de hacer los imposibles"

Dicho por un premio Nobel (que no recuerdo), escrito y repetido por Federico Mayor Zaragoza

Es curioso el título de "los invisibles" cuando realmente son los mas numerosos, me recuerda a esas expresiones de (como diría Punset) mis amigos los físicos, cuando dicen: "solo vemos el 4% del Universo" pues la gran parte de la masa del universo está compuesta por materia oscura... invisible, y que se encuentra a nuestro alrededor... algo que se nos olvida fácilmente.

Quizá deberíamos construir un gran colisionador de cabrones (LBC, Large Bastard Collider) en Ginebra y así dar con la clave para acabar con la pobreza.

Tay.

4 comentarios:

Siesp... dijo...

Gran post, jajaja. Lo del colisionador de cabrones es genial.
Si sabemos que lo invisible está ahí, acabaremos viéndolo. Es la mayor facultad del ser humano, su interés por saber y buscar, y con la materia oscura parte del hecho conocido de "existe". Ya sólo nos falta descubrir sus propiedades intrínsecas.

Cierto eso de "a lo tonto tonto" acaba uno aprendiendo, así que imagínate si le metemos la siguiente velocidad... "a lo listo listo"... Jejeje
Un abrazote grande.

Hugo C. dijo...

Lo del colisionador de mamones es la caña, me ha enganchado :D

Suscribo lo que ha dicho Siespierre: "Si sabemos que lo invisible está ahí, acabaremos viéndolo."

Hay una peli que tiene mucho que ver: "Todos los niños invisibles"

A lo tonto a lo tonto... este mundo sigue igual de liado :D

Tay dijo...

Imagino que, la función del colisionador de cabrones, a la pobreza, debe ser similar a la del colisionador de hadrones, a la resolución de problemas físicos... compartiendo también las muchas ganas que tienen los expertos en ver ambos aparatos funcionando.

Siespierre, estoy de acuerdo, una de las grandes peculiaridades de los humanos es justo esa, la pena es que otra de gran utilidad tiene un lado negativo, y es esa gran capacidad de adaptación, nos adaptamos tan bien a las situaciones que olvidamos lo que tenemos alrededor, y se hace invisible.

Un saludo a los dos

Manu dijo...

Vaya, je, je, a parte de las colisiones que hace por si sólo el monigote del ¿pobre? "Push", debido a una inexplicable ¿gravedad cuántica?, he comprobado que se puede pinchar sobre él con el ratón y moverlo a voluntad, je, je (es que se me había quedado parado el muy...).

Me ha parecido tan divertido como ese otro juego on-line de darle zapatazos al casi ex-presi, je, je ¿lo habeis visto?

Yes, we can ¿now? ;-)