La pesadilla de Africa

El Lago Victoria....


Con un área de 69.482 km², es el segundo lago de agua dulce mas grande del mundo, verdaderamente enorme, forma parte del territorio de Kenia, Uganda y Tanzania.... cuna de la humanidad, fuente directa de alimento para mas de 25 millones de personas, que viven en su perímetro, y que tradicionalmente han dedicado su vida al lago...

Se está muriendo, envenenado por nuestra culpa, casi toda la vida que contenía ya ha muerto y le está siguiendo toda la vida humana que sostenía, 25 millones de personas afectadas porque nosotros les robamos los recursos.

En los años 50 un funcionario colonial, relacionado con el departamento de pesca introdujo un pez enorme en el lago, Perca, un pez enorme, gigantesco, un monstruo capaz de devorar cualquier cosa... años después (1990), la perca había devorado a TODOS los peces comedores de algas del lago, cerca de 300 especies de cíclidos desaparecidas, devoradas... al acabar con todos los peces comedores de algas, estas crecieron en exceso, la materia orgánica se acumuló en el lago, el 80% de la biomasa del lago ya era perca, y el lago estaba eutrofizado.

En el año 2000 el 96'6% de la biomasa del lago estaba ocupada por este enorme pez, voy a repetirlo por si a alguien se le escapa la magnitud de este dato, el 96'6% de un lago de más de 69.000 km² era perca... enormes peces que después de devorarlo todo a su paso, solo podían comenzar a devorarse entre sí.


Bueno, pensareis... ¿cómo puede morirse de hambre la gente a su alrededor si hay tanto alimento? Sencillo, por un lado la perca no se puede secar, método que utilizan para comer el pescado en esas regiones, se pudre rápidamente, por otro lado, la perca se devora a sí misma en un lago eutrofizado, acabará sucumbiendo a sí misma para desaparecer... pero hay otro motivo mas obvio...

La perca nos la comemos nosotros, pues toda la producción, a excepción de raspas y gusanos, vuela para Europa directa a nuestros supermercados en unos aviones enormes... aviones que vuelan hacia África cargados de armas ilegales y vuelven con alimento robado. ¿Has comido pescado congelado últimamente? da igual el nombre con el que te la vendan ¿perca?, o quizá, ¿mero? Bueno, pues eso era un pez que ha destruido el ecosistema que sostenía la vida de 25 millones de personas... lo cual ya es bastante triste y vergonzoso, pero lo es aun mas si tenemos en cuenta que todo pudo ser un negocio planeado del que aun se aprovechan las empresas que transportan armas que favorecen a la destrucción de África* y las 2 millones de personas que comen perca del Nilo al día en Europa.


La Pesadilla de Darwin es un documental que Hubert Sauper, considerado el mejor documental de 2004, no gano el Oscar posiblemente por (re-)descubrir el negocio ilegal e inmoral del primer mundo con respecto a las guerras africanas. No os lo podéis perder.

es increíble que allí donde un materia prima es descubierta, los habitantes de las comunidades locales mueren en la miseria, sus hijos se convierten en soldados y sus hijas en sirvientas o prostitutas. Escuchar y ver una y otra vez las mismas historias me pone enfermo. Después de centenares de años de esclavitud y colonialismo en África, la globalización de los mercados africanos es la tercera y más aniquiladora forma de humillación para la gente de este continente. La arrogancia de los países ricos hacia el Tercer mundo (que representan 3/4 partes de la humanidad) está creando inconmensurables peligros futuros para todos
Hubert Sauper. Director


Primer fragmento del documental, para ver en pantalla completa pinchar aquí
Para acceder al segundo fragmento pinchar aquí

*África, al contrario de lo que pueda pensar la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, es un continente, no un país.

Tay.

11 comentarios:

Hugo C. dijo...

Lo vi hace poco y, como has dicho en el post (muy bien explicado todo, por cierto), me llamó la atención la secuencia en la que aparecen unos pilotos rusos (creo que eran pilotos) hablando en un inglés simple (mucho mejor que el mío) sobre su "trabajo", es decir, "transportar" armas. Aunque no sueltan mucha prenda. Tengo que volverlo a ver, aunque sólo sea para abrir los ojos un rato. Y después volverlos a cerrar, no vaya a ser que se me sequen. La secuencia de toda esa cantidad de pescado secándose y la de los niños peleándose por la comida es...

Un saludo.

Tay dijo...

Si, parte del documental se basa en las vidas de la tripulación rusa de los aviones de carga. Algunos hablan con más miedo que otros, y los que tienen poco miedo, no tienen problema al hablar de la verdadera carga... o de cómo han realizado viajes similares, curiosamente a los lugares conflictivos de África.

Pues sí revísalo, que nunca está de más recordar este tipo de documentos, para indignarse un poco redirigir las metas a alcanzar.

A mí me sorprendió especialmente el secadero de percas, a rebosar de gusanos y moscas. En una zona tan tropical... si la gente llega a ese extremo... es que el mundo no funciona.

Saludos varios

Manu dijo...

Las percas no tienen la culpa Tay.

Como muy bien dices tres entradas antes, ellas sólo estaban mejor adaptadas para competir en ese habitat que los competidores locales y la selección natural ha hecho el resto.

Mayor plaga que nuestra propia especie es dificil encontrar y acabaremos como las percas, comiéndonos unos a otros (bueno, en realidad ya lo hacemos ¿no?).

Romper los equilibrios es algo más o menos natural que la propia naturaleza se encarga de reequilibrar, como dice Siespi en su comentario de la entrada antes mencionada.

No hay seres eternos, aunque todos aspiremos a ello.

La materia prima siempre es la misma, autorecliclándose de diferentes formas, así que "no problemo", aunque en esto si da añoranza la política conservadora, ¿verdad?.

Un a-brazo.

Tay dijo...

No, claro que no tienen la culpa... bueno, realmente la culpa no existe mas allá de la ilusión, al igual que el libre albedrío (opinión personal)...

Pero dentro de lo que la culpa puede llegar a ser, un método para marcar y personificar el comportamiento excesivo, la perca solo ha sido transportada y usada como una herramienta mas de destrucción y recolecta... la culpa, por supuesto es del primero que puso allí una perca, de aquel que la usa para ganar dinero, de todos aquellos que la comen, de aquel que utiliza los aviones para transportar armas, de todos los que se hacen los ciegos y sordos... y en ultimo caso, de la pobre y monstruosa perca.

Anónimo dijo...

Qué buena excusa para suprimir también la perca de la dieta (poco a poco voy consiguiendo suprimir el pescado, que no me gusta, de casa, o al menos de mi plato, que mis hijos por ahora no tienen tanta suerte; tu comentario sobre las piscifactorías del otro día ya me abrieron la puerta para echar fuera un montón de esos repugnantes seres; el marisco ya hace muchos años que me libré de él, gracias a una intoxicación que padecí a los 9 años y que por poco me envía al otro barrio).

LARGA VIDA A LA COMIDA BASURA.

Y que me quiten lo bailao.

Ya habrá tiempo de hacer dieta cuando tenga un palmo de tierra sobre la cabeza.

Espoc

Tay dijo...

Jejeje Buena excusa es, sí.

Las piscifactorías sin un asco, y la ganadería industrial también lo es, si te vas por la comida basura, ten cuidado hacia donde apuntas, porque comer animales que solo viven hacinados, llenos de parásitos, hormonados en algunos casos, y que únicamente comen pienso que esta fabricado con los restos que no te has comido de aquellos mismos bichos... es decir, que se alimentan de si mismos, pues tu me dirás, no puede ser mas repugnante, así, el rollo aquel de las vacas locas que contaban por la tele... poco me parece.

Por cierto, ¡¡¡que no se os pase ver el documental!!!

lucette dijo...

Jo, me acuerdo que hace unos tres años una buena amiga me habló de este documental "La pesadilla de Darwin". Ella me explicó la trama igual de bien, tan bien que me marcó profundamente... la trama, pero no el titulo, porque hace sólo unos meses me tocó elegir una película de la videoteca de unos amigos y me confundí. Yo vi el título de "Hotel Ruanda" y mi cerebro hizo una relación directa con el otro documental, que aun no había visto pero que ganas no me faltaban. Despues de convencer a mis amigos para verla explicandoles de qué iba y tal y cual, resulta que lo que vimos fue una pelicula terrorífica sobre el genocidio de Ruanda y el problema entre tutsis y hutus (que por cierto vuelve a estar de actualidad) que nos dejó a todos tiritando. Y al final no conseguí ver "La pesadilla de Darwin" pero claro, tampoco sabía como se llamaba realmente el documental que yo queria ver, ahora ya lo sé. Gracias.

Tay dijo...

No hay problema, ahora puedes ver "La pesadilla de Darwin" y ya habrás visto dos. Esos errores muchas veces son provechosos.

Te recomiendo enormemente que la veas, merece la pena... literalmente, porque pena da mucha.

Ye me dirás que te ha parecido.

Un saludo

Mario Margaritini dijo...

Y... Para cuando el movimiento de los europeos Avergonzados?
Digo... no solo por Africa, deben agregar America Latina a su verguenza
Tal vez los AVERGONZADOS le puedan servir de soporte moral a los INDIGNADOS

Mario Margaritini dijo...

Y.... Para cuando el movimiento de los Avergonzados.
Digo... no solo por Africa, hay que agregar a America Latina por lo menos.
Tal vez los AVERGONZADOS puedan servirles de soporte MORAL a los INDIGNADOS

Tay dijo...

Mario

Estoy de acuerdo...

Tristemente eso queda para las campañas navideñas en las que se recolecta dinero, como si África mendigase por Europa.

La realidad es que el desconocimiento europeo de todo lo relacionado con el continente africano es enorme, tengo esperanza de que cambie gracias a la comunicación libre, pero tardará.

En cuanto a América Latina, pues algo parecido ocurre, pero no en el mismo nivel. Me da que dentro de unos años será Europa la que mendigue.

Un saludo