Playing for...

Éste texto es solo una excusa para colar un vídeo musical en un blog de ciencia...


Una de las fuerzas mas poderosas en el comportamiento del ser humano es el sentimiento de grupo, son muchos los que encuentran en el grupo el sentido de sus vidas, tanto si son conscientes de ello como si no lo son... al mismo tiempo, también es culpable de muchos comportamientos peligrosos, normalmente para todos aquellos que no forman parte del grupo integrante, la violencia y la cerradez psicológica hacia todo aquello ajeno al grupo son una constante... el deporte se nutre de ésta tendencia humana, la política se sustenta y se contamina por ella, las ideas, aspiraciones, perspectivas... todo está influenciado por el grupo al que pertenecemos o queremos pertenecer.

No son pocos los que han apreciado este enorme potencial humano y lo han sabido aprovechar en su beneficio, hoy en día de una forma que, quizá, no era posible antes, lo que se me ocurre llamar el "sentimiento de grupo global"...
En lugar de establecer grupos aislados y separados, ¿por qué no crear un sentimiento de humanidad? de un grupo que no excluye grupos, donde todos son aceptados y todo el mundo (literalmente) ésta incluido.

No hay muchos aspectos del comportamiento que no hayan estudiado los publicistas y algunos comerciantes ya han sabido aprovechar esta idea, los extintos anuncios de tabaco, donde destacaba la diversidad de etnias y culturas fumadoras (que sorprendentemente casi nunca veíamos fumando en el mismo anuncio), Michael Jackson y sus vídeos musicales, donde podías ver elefantes y esquimales, Benetton y sus colores... o el ejemplo por excelencia, CocaCola, que casi es sinónimo de alguna canción donde gente de todas las nacionalidades se da la mano y canta alguna cursilería...
Muy útil para el comerciante, pero de intereses egoístas sin resaltado altruista, un mal sabor de boca para el observador crítico.

¿Qué ocurre cuando alguien utiliza una técnica de tanta fuerza comercial con un fin benéfico?
Pues algo tan genial como esto que os traigo... un tipo con su ordenador, viajando por el mundo y grabando una misma canción, interpretada de forma distinta en cada lugar, y todas unidas en un mismo vídeo...




Es el trabajo de "playing for change", movimiento pacifista constructor de escuelas de música y programas educacionales por el mundo, podéis acceder a su web desde aquí, donde, por cierto encontrareis una versión de "Talking about revolution" también genial.

Tay.

8 comentarios:

Hugo de Silentio dijo...

Una iniciativa estupenda, y con qué dos canciones :D Además, no suenan nada mal jaja.

Ya está, mi comentario diario de perogrullo ya está hecho. Ahora me puedo ir tranquilo :D

Tay dijo...

No, no suenan mal jejeje :D

Markos dijo...

Pienso que a las grandes multinacionales y por ende a los publicistas la globalización les viene maravillosamente. No tienen que pensar en cómo adaptar un producto a cada lugar y usos del planeta. Los consumidores llevan todos el mismo uniforme y se vuelven permeables a las mismas cosas. Cuestión de insistir y de tiempo.

En cuanto a la música. Una de mis canciones favoritas, en una de las versiones más insólitas y bonitas que podía imaginar.

Gracias por ponerla a mi alcance

Tay dijo...

Gracias a ti por escribir...

En cuanto a las multinacionales, muy de acuerdo... no hay nada mejor para conseguir tus planes que convencer a los demás de que quieren hacer lo que tú quieres que hagan...

haideé dijo...

¡Felices Fiestas!Tay

Un abrazo

Tay dijo...

Igualmente Haideé :)

Anónimo dijo...

Pues yo soy nueva por tu blog que conocí gracias a mi hermana pequeño(y la bióloga soy yo...ejem...sin comentarios) pero quería felicitarte por este espacio donde acercarnos un poquito más al mundo, a sus problemas, a sus curiosidades....

y en cuanto a la canción....me emocionó....

gracias otra vez...

Alicia

Tay dijo...

Gracias a ti Alicia, me alegra que os guste, a ti y a tu hermana :)

Bienvenidas al blog.