especies invasoras VS especies adaptadas

El viernes estuve en una conferencia que trataba sobre la introducción de especies exóticas en Panamá (que país... algún día viviré allí :D).

Al inicio el conferenciante dijo algo así como: "Una de nuestras misiones es comprender como puede ser que una especie introducida, pueda ser capaz de desplazar a aquellas que se han adaptado perfectamente a ese medio, y que llevan allí desde siempre"

Me sentí tentado a responder, pero no era una pregunta destinada al público y la respuesta que había encontrado mi cerebro a aquella frase no estaba formada por palabras... era un fragmento de una película, era esta...



El que una población, formada por una especie determinada, aunque esté adaptada perfectamente al medio en el que se encuentra, no impide que sea vulnerable a la presencia de especies invasoras. Por muchas guerras armamentísticas que haya llevado a cabo, por muchas especies que haya desplazado, su adaptación se restringe a su medio y a los competidores que formen parte de el.

Una especie introducida puede simplemente "jugar con otras reglas", ese es el origen del daño.

PD: Debo destacar que me gustó la conferencia, así como la simpatía y humildad del profesor que la impartía, tanto que lo he apuntado en mi lista de posibles postdoctorales, aunque he de decir que el hecho de trabajar en Panamá le da puntos extra :D

PD: Indiana es la esecie invasora introducida, por si alguien no lo ha pillado.

Tay.

5 comentarios:

Siesp... dijo...

Esta mañana en las noticias he oido que en el Sureste de España están desapareciendo (práticamente ya han desaparecido) las famosas paleras de los higos chumbos (hummmm con lo ricos que están). Esto se debe a la mariquilla roja que viene de América. Después de 500 años de flujos intercontinentales viene a fastidiarse el asunto ahora. También el bonito árbol llamado olmo está casi extinguido, pero esta vez de casi todo el planeta por otro bichito.
Estos casos no pertenecen al desplazamiento propiamente dicho puesto que se trata de agresiones entre el género animal y el vegetal, pero de cualquier manera sirven para plantearse por qué se produce ahora y no hace 100 años o dentro de 100 años.
La respuesta debe ser sencilla: encontrar qué nos diferencia ecológicamente ahora respecto a hace 100 años. Ay, amigo mio, ¡vemos que no son dos o tres cambios! ¡Son una concatenación de perturbaciones generadas, todas ellas, por la misma especie!. Es imposible saber si el cambio climático permite el viaje transoceánico de la cochinilla o si el fenómeno de El Niño tiene algo que ver con la extinción del olmo, o si... Son mil ecuaciones con mil y una incógnitas. Por lo tanto, irresoluble para nosotros.

¿Sabes para quién no es irresoluble?, para la Naturaleza. Gaia se encargará de sacudirse de la agresión global, ¿cómo?, calentándose, enfriándose, hasta que se quite de enmedio las garrapatas que le suponen la especie humana hurgando en todas las grietas del planeta.
Yeh bueno.

Tay dijo...

Hola Siespierre

Pues si, en muchos casos el problema no tiene una solución sencilla, pero no por ello la causa deber ser compleja... suele ser resultado de la idea “iluminada” de un político, con la intención de convertir un ecosistema en algo más “a su gusto”, lo que destroza el medio. Es un problema grave y siempre suele estar relacionado con el olvido de que el equilibrio natural no se puede (o no se debe) alterar sin un estudio previo detallado.

Son muchos los ejemplos sobre esto y me gustará tratarlos como merecen, con algunas entradas especificas. Si conocemos lo que ha ocurrido en otras ocasiones, imagino que en el futuro tendremos ojo crítico sobre las acciones de los políticos en las que no se tienen en cuenta a los biólogos.

Un saludo

Juanjo Ramírez dijo...

Jejejejeje.

Creo que eso pasa también en el mundo del arte. De vez en cuando llega alguien autodidacta, sin experiencia ni formación, y se lleva el gato al agua por introducir en el juego unas reglas para los que otros no están preparados.

Véanse casos como Van Gogh o Robert Rodríguez. O, en poesía, Miguel Hernández.

No sé si conoces la anécdota de esa secuencia de Indiana Jones. En realidad, según el guión original, cuando salía el tío de la cimitarra, Indy tenía que lanzar su látigo, enrollarlo en el mango del arma, tirar de ella, y atraerla hacia su propia mano.

Pero ese día Harrison Ford estaba enfermo, con unas fiebres tremendas, o algo así. Y le dijo a Spielberg: "Oye, ¿y si en vez de todo eso saco la pistola y me lo cargo de un disparo?".

¡Bendita fiebre! ;)

Tay dijo...

Pues no la conocía, genial! yo de mayor también quiero ser así de vago y creativo! :D

Había por ahí una cita que relataba exactamente esto que me cuentas, vamos en resumen, y en mi opinión, claro está, la creatividad en muchas ocasiones está reñida con la experiencia... de ahí debe venir eso de "la suerte del principiante"...

Si se me ocurre un ejemplo, no sé si habrás visto la última de Nicolas Cage, esa en la que hace de asesino y tal, de este verano... entretenida. Me gustó un razonamiento con voz en of (si no recuerdo mal) en el que decía que para ser un buen asesino debía conocer perfectamente a la gente, y para ello, en lugar de mezclarse con la gente lo que hacía era aislarse durante mucho tiempo, al "salir a la luz" podría estudiarlos "desde fuera"... esto, por cierto, pasa igual con la "etología humana". Esa es más o menos la idea, el "nuevo" no está dogmatizado y es capaz de ver cosas que otros ignoran.

Ofu como me enrollo... por cierto me gustó aquel razonamiento como para ponerlo en el blog... no te lo sabrás por casualidad ¿? :D

Juanjo Ramírez dijo...

¿Qué razonamiento te gustó para ponerlo en el blog? ¿El de la peli de Nicolas Cage? Supongo que te refieres a Bangkok Dangerous.

No la vi :(

Tenía ganas de verla, pero al final me la perdí.