Autoconsciencia, one more time







Google observa como se observa a sí mismo.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Y yo veo sobre todo la autoconciencia otra vez, pues la capacidad de reflexionar, de ser consciente de que se es consciente, es lo que permite ser consciente, por ejemplo, del yo, y llegar a la autoconciencia. De modo que me parece sobre todo, la imagen, una alegoría de la capacidad de la mente de reflexionar y llegar por ello, por ejemplo, a la autoconciencia.

La subjetividad por ejemplo sería una sola pantalla del buscador de google y que en el buscador apareciese la palabra manzana, en cuyo caso, el buscador dejaría de llamarse google y el logotipo, además de lo buscado, pasaría a llamarse manzana. Esto sería la subjetividad. Y si en el buscador pusiéramos google en vez de manzana, y no cambiásemos el logotipo, dejando google arriba, entonces tendríamos lo que pusiste la otra vez: la autoconciencia.



Espoc

Tay dijo...

Pues he dudado, de hecho en un principio el post era "Autoconsciencia de Google segunda parte", pero Google no solo se observa a sí mismo, Google observa como Google se observa a sí mismo en un proceso recursivo. De ahí que haya dudado, pues, por ejemplo, siguiendo tu ejemplo de la manzana... si Google observa la manzana y se "convirtiese" en manzana es subjetividad, lo comprendo, pero cuando Google observa su proceso de observación, no está buscando google en google, está observando como google se busca a sí mismo.
¿Pueden no haber cambiado las letras existiendo el mismo proceso en ambos ejemplos?

Cambiare el titulo de todas formas a la espera de tu respuesta.

Un saludo

beatriz dijo...

Hola Tay
¿Y como llamaríamos al proceso de la mente si cambiamos el orden de las letras,por ejemplo si a google,lo cambiamos por, golego.
¿Seguiríamos capatando la misma esencia de google?.
Manzana por Anamanza.
Si buscaramos con google manzana y pareciera en su lugar anamanza.
O si buscaramos con anamanza, anamanza y apareciera manzana, sin conocer el concepto manzana,pero sí el concepto anamanza.
¿Se confundiría nuestra autoconciencia?.
¿O buscaría una explicación?
Yo no sé, ¿SABES TÚ?
Doslusa.

Anónimo dijo...

En mi opinión, si Google observase el proceso de observación no sería la mente, sería otra cosa, por lo que no acabo de visualizar este montaje como metáfora de la subjetividad. Cuando somos conscientes subjetivamente de una manzana, no observamos una manzana, sino que somos una manzana, y como esa manzana es consciente, es como si fuésemos conscientes de la manzana, como si la observáramos, pero no lo hacemos, sino que somos manzana. Y cuando somos autoconscientes, el sujeto no observa el yo, sino que es el yo, pero como también es una manzana, el conjunto parece un yo observando una manzana. Y si confundimos a la manzana con un yo, hasta puede parecer un yo observándose a sí mismo, pero en ningún momento la manzana consigue observar el proceso de observación del yo, sino que ambos son el proceso de observación, y cuando se integran ocurren a la vez, pero uno no observa al otro, sino que uno es manzana y el otro yo, y ambos conscientes, y luego, a simple vista, da la impresión el conjunto de ser un yo consciente de la manzana, de ahí el engaño ilusorio que nos crea la situación. Y la prueba de que es un engaño es esta: lo mismo que nos da por pensar que somos un yo consciente de la manzana, nos podría dar por pensar que somos una manzana consciente de un yo, y este segundo caso no se da, por tanto, el que nos dé por pensar que somos un yo consciente de una manzana es un convencionalismo, es decir, una mentira.

En cuanto a lo que dice Beatriz, tiene que ver con el hecho de que en el cerebro, a pesar del caos, hay orden, de modo que no es lo mismo S-O-L que O-S-L.

Espoc

beatriz dijo...

Hola Tay Y Espoc
Me quedo muy claro,el video genial,
¿Sabes estos mismos conocimientos lo tenían las filosofías orientales, por ejemplo."El zen",son nihilistas y sin caer en ninguna locura.No necesitan creer en dioses ni en nada, no se alteran con las emociones.Simplemente son y conscientemente.
Una preguntilla ¿qué parte del cerebro es la encargada de poner orden y evitar el caos de los conceptos?
Saludos

Tay dijo...

Ok Espoc, autoconsciencia entonces.

Beatriz, dejo que te responda Espoc a la pregunta que él es el experto en estos temas.

Un saludo

Anónimo dijo...

Yo tengo meras opiniones. Mi opinión es que la mente parece racional a gran escala, como si siguiese un orden, no por algo que haga alguna parte en particular, sino por su estructura morfofuncional, sobre todo, la estructura en redes neurales, pues es esta estructura la que en mi opinión hace posible que lo que percibimos a simple vista (a escala macroscópica confinada) sea coherente con lo que de un modo objetivo ocurre a gran escala (mecánica clásica) a nuestro alrededor. Y así, si una manzana cae al suelo, percibiremos que cae, no otra cosa.

Por otro lado, dicho orden se manifiesta a gran escala, porque también hay orden a pequeña escala, de modo que la coherencia a gran escala, la congruencia de la mente consigo misma y con el entorno, es una manifestación a simple vista del orden que ya posee la mente a escala microscópica. El orden a pequeña escala se basa en múltiples trucos evolutivos. El primero y más reconocible es la propia sinapsis, ya que la sinapsis es una estructura morfofuncional con orden, a pesar del caos, por varias razones, siendo una importante el que tenga estructura valvular, de modo que eso ya establece una barrera al caos: todo no es posible; la información sólo puede "fluir" desde la zona presináptica a la postsináptica, y a pesar del caos, este mecanismo valvular es efectivo con un error despreciable a ciertos efectos importantes para la efectividad de la mente (y de sus consecuencias, como la percepción de la realidad y el comportamiento resultante de esta percepción o interpretación de la información sobre la realidad captada en forma de sensaciones a través de los sentidos y su matización mediante su asociación con los recuerdos).


Espoc

beatriz dijo...

Hola Espoc y Tay
Es importante saber que a pesar de todo,la mente lleva su orden,pero a veces se producen caos, cuando se esfuerza más un hemisferio que otro,eso les pasa a todas las mentes si no logran un equilibrio, no todo es pensar, no todo es crear, hay que equilibrar y lograr la composición perfecta de la reflexión.
Es como si hacemos ejercicio físico,pero hicieramos solo abdominales y nada de ejercicios de extremidades , etc.
No se siente la misma satisfacción al resolver un ejercicio matemático, o al leer un libro o escuchar una hermosa melodía o crear una obra o pensar u observar el fluir de nuestros pensamientos.
Todas son satisfacciones diferentes que se complementan entre sí y nos hacen sentir plenos.
Saludos

Anónimo dijo...

Caos y orden son abstractos, una vez más, del lenguaje binario (digital) de la especie humana. Partiendo de esta premisa de mucho peso, yo diría que en la mente sólo existe flujo y potenciales de acción. Por tanto, tan sólo habría que medir de forma graduada las emociones. La mente serena fluye con más facilidad. A la mente perturbada por alguna circunstancia emocional (positiva o negativa) le cuesta pensar o discurrir. En este último caso, los impulsos eléctricos son menos lineales, en el sentido de causa-efecto del raciocinio. Y como el cerebro trabaja en paralelo, pues trabaja al unísono con sentimientos, dudas emocionales y lenguaje. Todo ello en las mentes más o menos sanas. No hablemos, por ahora, de patologías.
Saludos, José Manuel