Mi querido tupperware “taper” -Opinión


Creo que muchos de vosotros sabréis a que me refiero con esta frase de título, existe una obsesión por los tupperware, llamados comúnmente “tapers”, esas “cajitas” de plástico donde guardamos la comida para congelarla o transportarla de forma segura. Quizá todos habéis recibido comida en un “taper” o la habéis llevado comida a alguien en uno de estos malignos recipientes (en este segundo caso, espero vuestros comentarios).

La obsesión del dueño del “taper” por recuperar su absurdo trozo de plástico continua sorprendiéndome después de observarla cada dos por tres, lejos de acostumbrarme, cada vez me impresiona más, esto se repite en cada persona que presta su “querido taper”, pero, ¿por qué se da?

Quizá se deba a un virus extraterrestre, quizá los tupperware vengan del espacio exterior y estén dominando nuestras mentes, quizá… pero como no tengo pruebas para demostrar ninguna de esas hipótesis, voy a probar con otra explicación más sencilla, con cuidado de no cortarme con la Navaja de Occam.

Hace poco tiempo leía un estudio sobre la posesión de objetos en humanos, Brian Knutson de la Universidad de Stanford se propuso estudiar mediante resonancia magnética un curioso comportamiento humano, si se le dejaba elegir a un grupo de personas entre recibir un ipod o el dinero que este costaba, la gran mayoría elegía el dinero (mal por Apple), en cambio, si se les daba primero el ipod, y después se les daba la posibilidad de cambiarlo por dinero, la situación, sorprendentemente se invertía, pues la gente prefería quedarse con el aparato (bien por Apple).

Al estudiar el cerebro de esta gente, Brian Knutson descubrió que, cuando la gente veía el ipod, no se les activaba excesivamente el núcleo accumbes (se activa cuando nos gusta un objeto), mientras que, en cambio, cuando ya tenían el ipod y veían la posibilidad de perderlo, se activaba la ínsula (región que nos alerta de la posibilidad de perder un objeto).
Existe una explicación evolutiva para esto, es importante saber conseguir nuevos bienes, pero es importantísimo no perder los que ya poseemos… para demostrar esto, estaría bien encontrar tal comportamiento en otros animales, ¿verdad? Pues ya se ha hecho…

La primatóloga Sarah Brosnan de la Universidad de Georgia ha demostrado esto mismo en chimpancés. Les dejaba elegir entre un zumo de frutas congelado o tubos de mantequilla de cacahuete (maní), no presentaron una preferencia particular entre ambos alimentos. Pero si antes se les daba el zumo de frutas helado y después se les ofrecía cambiarlo por el maní, un 60% prefirió quedarse con el zumo original, y si se les daba primero el tubo de mantequilla, un 80% prefería quedárselo antes que cambiarlo por el zumo, es decir, ambos grupos preferían quedarse con el producto que ya tenían, simplemente por el hecho de que estaba en su posesión.

Esto podría darnos juego para experimentar con los “taper-ofilos”, sospecho que el “taper” posee un gran valor psicológico por este hecho, representa un objeto "muy nuestro", lo utilizamos para conservar y transportar nuestro alimento, pocas cosas son más básicas que eso. Maligno "taper" que domina nuestra mente...

Tay.


depsicología artículo humanos, artículo chimpancés
livescience artículo humanos, artículo chimpancés

6 comentarios:

beatriz dijo...

Hola Tay
Tomando el tema anterior, el dilema no es quien es más manipulador o manipulable no,sino que la verdad no sea disfrazada, con falsas doctrinas.
Como ocurrió al Quijote, que de leer tantos libros de caballería se lanzó a la vida a defender causas nobles,por lo menos en él ingresaron memes amorosas, pero el caso opuesto ocurrió con las juventudes alemanes y el pueblo ignorante de la alemania nazi.
¿Acaso no está pasando lo mismo ahora? ¿No faltan quiénes se creen que el verdadero enemigo vive en cuevas subterráneas, como la baticueva de Batman, y envía bombas contra U.S.A.y sus aliados jaja?
Bueno no vamos a arreglar el mundo,pero si es interesante abrir el tema de la manipulación subliminal.Que el individuo averigue y busque fuentes fidedignas para la toma de decisiones o simplemente para barajar sus creencias.
Suerte en esa empresa Tay.
Con respecto al tema de tape es verdad que se ha vuelto una patología para cierta gente, personalmente siempre he preferido el vidrio, pero para transportarlo siempre es más cómodo un tape.

Tay dijo...

Hola Beatriz

Claro, pero es un tema delicado, ya sabes que "la verdad" de cada uno de nosotros puede ser distinta. Hay que llegar a consensos y demostrar hechos... lo cierto es que es muy fácil de manipular.

Es algo que descubrió Leo Strauss (1899-1973) en su momento y que ahora estamos sufriendo todos, y al decir todos, digo todos, no solo el mundo occidental primermundista.

Aunque como bien dices, ya existían esas "mentirijillas" antes, el pueblo alemán sufrió una manipulación tremenda para llegar a lo que llego, de hecho se basaba en unos principios similares a los establecidos por Strauss en EEUU.

Muy bueno lo de las cuevas jejeje a lo Batman jejeje :D

Lo de los tapers es para demostrar que somos animales y que nuestro comportamiento lo refleja hasta en aquellas cosas mas insignificantes y aparentemente carentes de significado evolutivo.

Un saludo!

Anónimo dijo...

El estudio de Brian Knutson me recuerda el de unos bonobos, increiblemente tolerantes con sus compañeros a diferencia de los chimpancés. También se puede establecer comparación con la avaricia humana.

"En dos estudios separados les dimos a los chimpancés y a los bonobos dos montones de comida. Los bonobos jugaban entre ellos antes de sentarse a compartirla, sin ponerse celosos de que otros comieran de su pila. Los chimpancés se evitaban, se sentaban lo más lejos que podían y dejaban claro su mensaje: “esta es mi comida y no te voy a dar nada”. Después hicimos otro experimento que consistía en poner un solo montón de alimentos fuera de su alcance, de tal manera que la única forma de llegar hasta ellos era tirar juntos de una cuerda desde ambos extremos. Los bonobos descubrieron el truco inmediatamente y obtuvieron montañas de comida, mientras que los chimpancés tiraban de la cuerda sólo de un lado y terminaban frustrados y hambrientos. Los chimpancés son igual de listos que los bonobos y saben cómo resolver el problema para obtener el botín, pero no confían en sus compañeros. En cambio los bonobos trabajan con cualquiera, ya sea miembro de su grupo o de otro, sin importarles su jerarquía."

Sigue aquí.

http://www.muyinteresante.es/entrevistas/brian-hare.html

Saludos de Ricardo

Mi ordenador tiene un virus de cuidado, estoy en un cibercafé, auque espero seguir en la onda.

Tay dijo...

Hola Ricardo

Me alegro de verte, aunque seas un "infectado" jejej suerte con el ordenata.

Leí el texto del "Muy interesante" por la revista de verano miniaturizada que venden ahora, ya se ha deshecho ella solita, desencuadernada entera, pero practica en estas fechas.

Es un texto interesante, ese estudio deja bien claras las diferencias de comportamiento entre bonobos y chimpancés, y todo gracias a la "guerra de sexos", que cosas...

Un saludo

Manuel Fontoira Lombos dijo...

Ignoro la razón del éxito de los taper, pero nos invaden (como los tribbles de la serie Star Trek). Y lo que más me desconcierta es que son de uso incómodo: cierran y abren mal por sistema, y al lavarlos, al dar con la esponja en la esquina el agua sale propulsada por sistema hacia los ojos, generando dudas acerca de la negligencia en su diseño (aunque ocurre algo parecido con el otro terro de las cocinas: el tetra brik).

Hay mucho plástico, y hay que usarlo como sea, para darle salida comercial a todo el que se fabrica.

Espoc

Tay dijo...

Mucha razón tienes con lo del plástico, Espoc.

Respecto a los tapers, pues eso, son malignos. Pero ahora ya lo sabemos, se provechan de nuestros instintos más básicos para después dispararnos detergente a la cara.

Un saludo