A través del espejo


Corría el año 1996 cuandoGiacomo Rizzolatti trabajaba con Leonardo Fogassi y Vittorio Gallese en la Universidad de Parma, Italia. Colocaron electrodos en el cerebro de un macaco para medir las descargas de las neuronas encargadas de controlar los movimientos que realizaba el pobre animal.

Fue cuando Leonardo Fogassi entró en el laboratorio con un plátano en la mano (también se dice que fue un helado, las leyendas están vivas...) cuando se dio la gran casualidad que marca la serendipia de los grandes descubrimientos, las neuronas del macaco se activaron mientras éste estaba inmóvil, solo por observar el movimiento de otro ser, aunque un ser parecido a él, todo hay que decirlo.

Así se descubrieron las "neuronas espejo" ese descubrimiento que en psicología Ramachandran equipara al ADN de la biología, las neuronas espejo se encargan de "reflejar" en nosotros aquello que observamos, de forma que podamos "sentirlo como propio", y así poder comprenderlo.

Hay quien opina (me incluyo en el lote) que cuando queremos observarnos a nosotros mismos, hacemos uso de este espejo metafórico, para autoreflejarnos y observar nuestra propia existencia, la autoconsciencia es el resultado de una observación de este reflejo neuronal, algo que me he "esforzado" en mostrar en cada una de las "imágenes de autoconsciencia" (1,2 o 3) del blog...

... y es algo curioso observar que, cuando queremos experimentar para averiguar si un ser tiene autoconsciencia, recurramos a un simple espejo en lugar de a otras técnicas mas sofisticadas, así, ya sea en niños pequeños o en otros animales menos respetados, consideramos la prueba del espejo la técnica mas fiable.

Si ya sabemos que los niños humanos pasan la prueba del espejo a los 15 meses de edad (al tiempo que comienzan a aflorar nuevas emociones, como son la vergüenza o el orgullo*, esto puede dar pistas), de la misma forma que pasan la prueba los elefantes asiáticos y los delfines mulares, ahora se une otro grupo de animales al grupo (que a mi parecer, ya tardaban en llegar, pues los esperaba desde hace tiempo), las aves, en concreto las urracas (Pica pica).

Investigadores de la Universidad de Ruhr, en Alemania, han enfrentado al espejo a urracas, utilizando las "tradicionales" pegatinas de colores de estos experimentos. Las urracas detectaban la pegatina de color amarillo sobre su característico plumaje blanco y negro, de forma que delante del espejo trataban de quitarse la pegatina, sin embargo, si la pegatina era de color negro (sobre el plumaje negro), el ave no era consciente de su existencia, ya que no la veía en la imagen proyectada por el espejo, imagen que relacionaba con su propia existencia, al igual que no intentaban quitarse la pegatina si no se les proporcionaba un espejo para observarse, lo cual nos indica que la marca no les molestaba, era la imagen el factor determinante.

Por ultimo mi opinión personal. La prueba del espejo, en mi opinión representa un buen método para discernir si existe autoconsciencia o no, poco a poco "descubrimos" que no estamos "solos en el mundo", existen seres conscientes a nuestro alrededor, pero el método es fuertemente antropomórfico, debemos ser conscientes de que nuestra experiencia se basa fundamentalmente en imágenes visuales, no todos los seres vivos acceden al mundo por los mismos métodos, existen otras formas, otros sentidos y otros mundos dentro de este. Un espejo es "demasiado visual" para determinados organismos que seguramente posean el autorreconociemiento como característica.

Tay.

En éste video podeis observar el comportamiento del Pica pica (tarda un poco en cargar)

Fuentes:

* Trabajo en bebes de Lewis y Brooks-Gunn

PLoSBiology
NewScientist
Tendencias 21

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Tay. Vayamos por partes.

Comentas: [...] Hay quien opina (me incluyo en el lote) que cuando queremos observarnos a nosotros mismos, hacemos uso de este espejo metafórico, para autoreflejarnos y observar nuestra propia existencia, la autoconsciencia es el resultado de una observación de este reflejo neuronal, algo que me he "esforzado" en mostrar en cada una de las "imágenes de autoconsciencia."
Y en los ciegos de nacimiento, ¿cómo esplicaríamos la autoconciencia? En mi opinión, creo que la autoconciencia tiene mucho que ver con un sistema neuronal, concretamente el sistema tálamo-cortical. La unificación de los sentidos -no equiparemos conciencia a sólo el sentido de la vista- en el tálamo y la reentrada en corteza para comparar lo que hay en la memoria sería la autoconciencia.

Con respecto a la prueba del espejo, tan sólo nos dice que hay unos animales muy cercanos a los patrones de inteligencia humanos. ¡Ojo! Lo mismo las abejas, por ejemplo, se reconocen entre sí y a sí mismas danzando. Cada lenguaje animal debe tener una relación consubstancial con la autoconciencia de su especie, que no subjetividad; pues subjetivo debe ser todo ser vivo. Los qualia, afortunadamente. La vida nació para hacerse consciente. El Universo sin VIDA no existiría.

Saludos, José Manuel

Tay dijo...

Hola José Manuel, me alegro de leerte.

Estamos de acuerdo. Quizá no me haya expresado bien, pero cuando quería dije...

"la autoconsciencia es el resultado de una observación de este reflejo neuronal"

Me refería a una observación intelectual, no visual, quizá un problema del idioma, quizá faltan unas comillas en ese "observación", pero si relees seguro que lo "Observas" así.

Por supuesto que la vista no es necesaria para la autoconsciencia, la vista en el mayor de los casos es el medio por el cual accedemos a constatar la autoconsciencia en estos experimentos, pero no más.

Respecto a tu segundo comentario, continúo estando de acuerdo, pero también lo indico en el texto, de hecho al final de este.

Mira... te traigo un pequeño fragmento de esta "opinión personal" del final:

"el método es fuertemente antropomórfico, debemos ser conscientes de que nuestra experiencia se basa fundamentalmente en imágenes visuales, no todos los seres vivos acceden al mundo por los mismos métodos, existen otras formas, otros sentidos y otros mundos dentro de este. Un espejo es "demasiado visual" para determinados organismos que seguramente posean el autorreconociemiento como característica."

Pero repito, la visión es solo la forma en la que accedemos a este experimento, de ahí que añada este ultimo fragmento, debemos diseñar otros experimentos, pues no todos los seres respondemos igual ante los "inputs" visuales.

Un saludo

Anónimo dijo...

Me parece que estamos en lo fundamental de acuerdo. Sólo quería añadir o complementar el artículo, que me parece muy bueno.

Creo que olvidamos muy frecuentemente la propiocepción -quizá porque sea la mayor de las veces inconsciente o infrasubjetivo, y además automatizado por la propia evolución-.Propicepción: (Del latín propius, propio, y percepción; es el sentir de la posición relativa de las partes corporales contiguas. A diferencia de los seis sentidos de exterocepción -visión, gusto, olfato, tacto, audición y equilibriocepción- por los que percibimos el mundo exterior, la propiocepción es un sentido de interocepción por el que tenemos conciencia del estado interno del cuerpo propio. Es el sentido que indica si el cuerpo se está moviendo, así como también de la posición relativa de diversas partes del cuerpo con respecto a otras). En definitiva, sentirse a sí mismo; la conciencia por antonomasia.
¿Dónde ubicaríamos en el cerebro, fisiológicamente hablando, la propiocepción? ¿Qué opinas o qué opináis? A ver si se animan los "concienzudos".

Saludos

J
o
s
é

M
a
n
n
u
e
l

beatriz dijo...

Hola Tay
Es obvio te refieres a la autoconciencia sin cerrarse al sentido de la visión, sería absurdo decir que los ciegos no son autoconsientes, simplemente,porque no desarrollaron el sentido de la visión, y es más complejo aún, que pasa con los senestésicos,¿acaso serían tactilvisionalmente autoconsientes?
Saludines

Tay dijo...

Hola José Manuel

Estoy de acuerdo en que la propiocepción es un "sentido olvidado", siempre me ha hecho gracia la película "El sexto sentido" pues me acuerdo de la propiocepción, y no veo al niño de la peli tan especial.
Creo que era... Oliver Sacks quien se esforzaba por recordar este sentido, que no solemos tener en cuenta.

Pero no estoy de acuerdo en considerar la propiocepción como la consciencia, para esto hay un sistema muy efectivo, recurrir a los trastornos del tema en debate.
Existen personas que pierden la propiocepción, y no pierden la consciencia.
De hecho Sacks narra en su libro "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (muy muy recomendable, creo que mi libro de ciencia preferido) el caso de una mujer que pierde la propiocepción, debe sustituirla con la vista para poder moverse, pero no pierde la consciencia del ser.

Perder la propiocepción es perder una "ventana" al exterior, exterior que está formado por nosotros mismos y por todo lo demás...

...y "ventanas" hay muchas.

Un saludo

Tay dijo...

Hola Beatriz

Claro, un ciego es autoconsciente al igual que nosotros, mientras que sus objetos de conciencia no tiene por qué ser los mismos, al igual que pueden cambiar de una persona a otra, sus diferencias lo condicionan.

Un saludo

Anónimo dijo...

Glosas: "Pero no estoy de acuerdo en considerar la propiocepción como la consciencia, para esto hay un sistema muy efectivo, recurrir a los trastornos del tema en debate.
Existen personas que pierden la propiocepción, y no pierden la consciencia.
De hecho Sacks narra en su libro "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero" (muy, muy recomendable, creo que mi libro de ciencia preferido) el caso de una mujer que pierde la propiocepción, debe sustituirla con la vista para poder moverse, pero no pierde la consciencia del ser".

Tengo dudas, más que razonobles, que Oliver Sacks defina en su libro la propiocepción. Creo que se refiere a la Quinestesia, kinestesia o cinestesia.
Continuamos...
J
osé
M
anuel

beatriz dijo...

Hola Tay
No confundir senestesia, cinestesia, quinestesia y anestesia.
Saludos anestésicos.

Tay dijo...

Hola José Manuel

Pues así es, en el libro aparece el termino, no dispongo del libro aquí, pues se lo presté a mi hermana, y ella está en "el país del dueño de la luna"... pero si puedo recurrir a la versión digital de este para que lo leas.

http://www.scribd.com/doc/955288/Sacks-Oliver-El-hombre-que-confundio-a-su-mujer-con-un-sombrero

Página 58.

El caso de Christina quien describió su propia situación así:

"Ha sucedido algo horrible, me siento rara... desencarnada"

Es esa expresión, "desencarnada" la que define perfectamente la falta de propiocepción y no exclusivamente de kinestesia.

Hay algo que no me gusta de la medicina, se estudia más el cuerpo enfermo que el sano, y toda alteración la consideran enfermedad, lo cual es un error.

Pero hay algo muy positivo en esto, las alteraciones son muy buenas para conocer el estado "normal" de un cuerpo. Ese libro de Sacks es un pequeño tesoro de alteraciones raras de las que se pueden extraer muchas conclusiones.

Un saludo

Tay dijo...

jejje Gracias Beatriz ;)

Sinestesia es mi preferido.

Anónimo dijo...

Impresionante, Tay, el relato que hace el profesor Sacks del caso de Chistina.

"Tengo la sensación de que mi cuerpo es ciego y sordo a sí mismo... no tiene sentido de sí mismo."
¡Qué plasticidad tiene el cerebro!
Pienso que a la pobre Christina le quedaba la propiocepción del cerebro.
Tengo que leerlo y releerlo con más detenimiento.

Gracias, Tay.

J
osé
M
anuel

Tay dijo...

Me alegro de que te impresione tanto como a mí, creo que el mejor calificativo para ese libro es "estremecedor".

Supone una recopilación de rarezas tan especiales... que abre muchas puertas, la pena (y la suerte) es que esos casos son raros, y son fáciles ni de reconocer ni de estudiar.

Léelo, si puedes léelo entero, y me transmites tus conclusiones, me gustaría compartir impresiones.

Un saludo

Germánico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Germánico dijo...

Sobre los distintos niveles de consciencia te recomiendo encarecidamente la obra de Dunbar: La Odisea de la Especie.

Yo creo, con él, que la prueba del espejo no "refleja" muchos matices que son relevantes a la hora de juzgar la autoconciencia (la consciencia no se la pondría en duda a ningún animal con un sistema nervioso medianamente desarrollado).

¡Un saludo, Tay!

Tay dijo...

Muchas gracias Germanico, lo apunto a la lista de libros.

He leído la entrevista a Dunbar en tu blog, muy interesante, me gustaría "echarle el guante" pronto a ese libro.

Hay "mucha gente" que no está de acuerdo con la prueba del espejo, es muy respetable, falta una prueba mejor (o más fiable, pues aquí influyen mucho los prejuicios tanto a un lado como a otro) para poder estudiar tal cosa.

Respecto a lo que comentas sobre la consciencia, estoy muy de acuerdo, pero me costaría trabajo delimitar un nivel donde la encontramos y donde no, a la hora de imaginar los "estados o niveles" de consciencia en la naturaleza... en lugar de una línea (difusa o no) prefiero imaginar un degradado de color en una hipotética escala de consciencias...

Pero claro, no se cuan cerca está esto de una decisión personal más que de una deducción... bueno que me enrollo, gracias por la recomendación :)

Un saludo