Morirse de la risa

Madame Curie, no necesita presentación, la primera mujer en obtener un nobel por sus estudios en los fenómenos de radicación, y la primera persona en obtener dos premios nobel, ya que siete años después del primero obtuvo otro premio, por sus estudios en radio y polonio.

Como muchos grandes científicos, su descubrimiento, aquello que le dio la fama, también fue su fin, murió por anemia aplásica, consecuencia de aquello que amaba y estudiaba continuamente, la radiactividad.

Como me gustaría ser un gran científico y tengo poco tiempo, directamente empiezo por el final... voy a contaros un chiste.



(Llega un niño corriendo a casa)
-¡Mama mama, en el colegio me han dado una paliza!
-¡Hijo! ¡¿y te has vengado?!
-Claro mama, ¡si no me vengo me matan!


Bueno, ya lo he hecho, ahora os explicare por qué me odiáis.


Nancy Bell, lingüista de la Universidad de Washington, ha demostrado que la gente que cuenta chistes malos, genera reacciones de hostilidad entre el público oyente. Es importante destacar que para que un chiste sea ofensivo no es necesario que ofenda por la historia o por uso de lenguaje soez.

"Estos eran básicamente ataques destinados a la exclusión y humillación social del que habla" Nancy Bell

Utilizando "chistes malos" se rompe el flujo normal de la conversación, pues no provoca risa, se rompe la armonía social, de forma que un castigo para el "humorista" se considera un seguro para que no se vuelva a dar tal incomodidad en el futuro.

Además, al ser el humor una forma de expresar la inteligencia, como ya os comente en este articulo, un "chiste malo" puede considerarse un insulto a la inteligencia del oyente, y a nadie le gusta sentirse insultado.

En la investigación se utilizo este chiste:

-¿Que le dijo una chimenea grande a otra pequeña?
-Nada, pues las chimeneas no hablan.


Cuando los voluntarios lo utilizaron en las conversaciones experimentales, sufrieron miradas "asesinas", silencio, insultos...

"Cuanto más joven y cuanto más cercano en edad sea el oyente al humorista, más posibilidades hay de que este sea atacado" Nancy Bell

Según Livescience, esto no es sorpresa, al ver las reacciones violentas de los niños a los chistes malos de sus padres.

En 207 conversaciones de estudio, un 44% obtuvieron reacciones negativas.

Advertidos estáis.

Tay.

Un par de ejemplos de humoristas agredidos: pauly shore y Jim Jeffries

Fuentes:
LiveSciencie
Newser
DePsicología

En las imegenes:
Marie Curie y el gran Leslie Nielsen

3 comentarios:

haideé dijo...

Pues conmigo en esos experimentos iban a tener mala suerte, me rio de todos; no hay chistes malos, sino personas que no los entienden...
Muy bueno el del niño, jajajaja... no te odio, lo siento... te quiero un montón por haberme hecho reir ;)
Un cordial saludo.

Tay dijo...

Hola Haideé, me alegra verte por aquí.

Estoy totalmente de acuerdo contigo, jejej tengo que admitir que me he reído hasta con el chiste del experimento, el de las chimeneas... :)

Para reír solo hace falta alguien con quien reírse que te caiga bien, y si no hay nadie, te tienes que caer bien a ti misma. De ahí que la gente feliz ría más.

Un saludo

Manu dijo...

También influye la gracia de quién lo cuente y el estado de ánimo de quién lo escuche.

No es lo mismo un chiste absurdo de Chiquito de la Calzada, que de Martes y Trece, que de Eugenio, que de Gila, que de mi tía, que destripa el chiste y dice el final antes que el principio, pero te partes de la risa, je, je ;-)

Un abrazo, je, je, jua, jua..., me acuerdo de la fistra de mi tía, que es como una empanadilla haciendo la mili en Móstoles y es que me parto, jolll...