Takanoyama y pensar hacia atrás


Ayer hablaba de artes marciales cuando un amigo y ex-alumno, me comentaba lo difícil que le resultaba aguantar los empujones de sus compañeros de entrenamiento debido a su escaso peso. Rápidamente me vino a la mente un ex-luchador de sumo al que admiro, Takanoyama Shuntarō.

Takanoyama se hizo muy famoso, no solo por ser de origen checo, sino por ser mucho más ligero que sus rivales (con diferencias de 60 kg) y especialmente bueno, dando lugar a algunos combates muy espectaculares. Pero eso no es lo importante, el motivo de esta entrada es que hoy, al repasar mis webs matutinas lo primero que he encontrado ha sido este gif.


Es un gif en el que Takanoyama vence espectacularmente a un rival mucho mayor que el.
¿Por qué os cuento esto? porque nunca he visto un gif de Takanoyama en esa web (que visito a diario), es más, nunca he visto un gif de sumo en esa web, jamás. De hecho, ni en esa, ni en ninguna de las webs que visito regularmente. Ayer lo recordé, después de años sin verlo por ninguna parte y hoy ha sido lo primero que he visto en la red. Gran casualidad.

Es muy común percatarse de casualidades como esta, no ocurren todos los días, pero cuando se dan, rápidamente se enredan en nuestra mente. Muchas personas extraen de esto conclusiones mágicas. Cuando la razón se atasca, es fácil dejarse llevar por la facilidad de dar saltos de fe y caer en conclusiones que nos agradan (karma, telepatía, serendipia mágica, etc). Enfrentarse al desconocimiento con calma es difícil.

El problema está en que no nos han enseñado a pensar (la educación parece tener otras prioridades)
Decía Richard Feynman:

"¿Saben una cosa? Esta noche me ha ocurrido algo de lo más asombroso. Venía hacia aquí, de camino a la conferencia, y crucé por en medio del aparcamiento. Y no se van a creer lo que sucedió: vi un coche con la matrícula ARW 357. ¿Se imaginan? De todos los millones de matrículas que hay en todo el Estado, ¿qué probabilidades había de que yo viera ésa en particular esta noche? Increíble…"

¿Por qué delimitar la casualidad al momento en el que me acordé de Takanoyama? ¿podría haber "comenzado la casualidad" cuando mi colega tuvo problemas al enfrentarse a compañeros más pesados?, ¿quizás cuando decidió practicar artes marciales?, ¿cuando sus padres se conocieron?, o ¿por qué no? ¡cuando los dinosaurios se extinguieron! La probabilidad de que haya ocurrido algo pasado, cualquier cosa, siempre será absurdamente baja. Cuando nos enfrentamos a una casualidad así, estamos afrontando la inmensidad que constituye la realidad, y tratamos de comprenderla en nuestros términos (egocéntricos, locales, insignificantes, subjetivos, sesgados, etc).

Al ver cualquier matrícula de coche, como Feynman, lo razonable es sentirse pequeño en un universo inmenso, no lo contrario.

Tay

5 comentarios:

Manu dijo...

http://www.dailymotion.com/video/x2iourw_cerebro-supersticioso-reconocimiento-de-patrones_school?utm_source=notification&utm_medium=direct&utm_campaign=subscriptiondigestusers

Iñigo Casado dijo...

¡Qué causalidad!

Tay dijo...

Manu

Muy bueno :)

Iñigo

Sí que lo es!

Raven dijo...

Como lo de mi sueño de tu gym xDD

Tay dijo...

Raven

Caramba es verdad... "¡causualidad!"