El bípedo implume

"Recuerdo como mi abuela materna, que había sido catedrática de griego, me contaba como Platón (uno de sus filósofos preferidos, después de Sócrates, por supuesto), creyó haber encontrado la definición adecuada para el ser humano, ¡el “bípedo implume”! (es decir, el animal que anda sobre dos patas y no tiene plumas). 
Estando sus discípulos de Atenas muy satisfechos con la definición de su maestro, un día Diógenes (apodado “el cínico”) cogió un pollo, lo desplumó y lo lanzó por encima de la muralla cayendo dentro del ágora, momento en él que gritó “¡Aquí tenéis al hombre de Platón!”.

Un fragmento de "El error del pavo inglés"

Me he acordado de Diógenes y de esta cita al ver este simpático vídeo.
Este bóxer, de nombre Duncan Lou Who, nació con una malformación en la pelvis y tuvieron que amputarle las patas traseras. Parece haberse adaptado perfectamente a su situación. Su peculiar aspecto me recuerda ligeramente a algún personaje de ciencia ficción que no consigo recordar.


Tay

El vídeo lo he descubierto en el blog de ALPE

5 comentarios:

Raven dijo...

Ayer mismo ví el mismo caso pero en un cerdo. Mola

Tay dijo...

Cierto! lo he visto también! Lo había olvidado, quizás mañana lo añada : ) Sí que mola!

Masgüel dijo...

Lo más cachondo es que él no sabe cuántas patas tiene.

Camino a Gaia dijo...

De forma mas genérica podríamos decir que el error del pavo inglés no es otro que el de construir representaciones de la realidad a partir de lo conocido. Desde este punto de vista el error puede cometerlo también una máquina u otro ser vivo, así podemos soslayar el problema de la conciencia. Aunque para ser sincero, últimamente no me preocupa tanto saber cómo de una legión de neuronas estúpidas emerge la inteligencia, sino como de una legión de mentes inteligentes y privilegiadas emerge la estupidez.
Un saludo

Andrea Casañ dijo...

Es alucinante la fuerza y la vida que tiene este pequeño, una pasada, me ha dejado sin palabras, aunque a la vez con muchas...