Los mapaches son demasiado listos



Probablemente todos sepáis el peligro que suponen las especies invasoras, es algo que expliqué en el blog en el 2008 (¿¡hace 5 años!?) en la entrada "Especies invasoras vs especies adaptadas", usé aquella secuencia clásica de Indiana Jones en la que dispara a un tipo con espada (pincha para verla).

Un ejemplo perfecto son los mapaches, hace una década que se pusieron como mascota, y los hipsters de por entonces (aun no sabían que eran hipsters), compraban mapaches pequeñitos para sus casas. Animales graciosos y peludos que cuando crecen se vuelven violentos, astutos y huelen mal. ¿Resultado? que aquellas mascotas eran soltadas en el campo, concretamente en los alrededores de Madrid.

Ha pasado el tiempo y ahora los mapaches están destrozando el entorno, tanto que incluso han llegado a Doñana, con el peligro que esto entraña. Son capaces de comer casi cualquier cosa, y los huevos de las aves de Doñana, así como los pobres anfibios, pueden pasarlo muy mal. Pero el problema no es solo lo rápido que puedan reproducirse, es su inteligencia. En Madrid tratan de acabar con ellos, pero lo normal es que atrapen solo individuos jóvenes, ¿el motivo? son demasiado listos. Los habréis visto en las películas mil veces entrando en la cocina de las casas, son capaces incluso de abrir las jaulas, y evitar las trampas que se les ponen.

La inteligencia puede medirse como la capacidad de adaptación a un entorno nuevo, bueno, pues mirad de qué son capaces en este vídeo...

 

Tay

Vídeo encontrado en "Why evolution is true"

9 comentarios:

Masgüel dijo...

Mejor mapaches que gripe aviar.

A todo esto y a tí que eres biólogo, pregunto: ¿Qué tienen de malo las especies invasoras, aparte de una temporal reducción en la biodiversidad del ecosistema invadido?. Supongo que no hacen sino llenar los nichos de las especies que apartan y a partir de ahí se diversifican (si no son tan adaptables que apenas les haga falta).

Tay dijo...


Hola Masgüel

Es mejor que la gripe aviar para nosotros, pero no para muchas otras especies... y tampoco es que sean muy buenos para nosotros. Son portadores de un parásito "Baylisascaris procyonis", que cuando se introduce en nuestro cuerpo, al no ser sus hospedadores definitivos (los mapaches) acaba instalándose en muchos lugares del cuerpo poco agradables (como el cerebro).

Es especialmente peligroso para los niños, porque juegan con la tierra y pueden contaminarse con las cacas de los mapaches.

Respecto al peligro de las especies invasoras, pues tiene de malo la extinción y la perdida de biodiversidad, con todo lo que ello supone. La particularidad de las especies no solo viene dada por su forma de vida o el nicho que ocupan, sino por su herencia, su historia evolutiva, eso se pierde para siempre. La biodiversidad es la enciclopedia de la vida, es la estructura que nos sostiene a nosotros como ecosistema, son los recursos útiles del futuro (en medicina por ejemplo), es el último eslabón de una cadena que dura miles de millones de años, es el patrimonio natural, es la perdida de la riqueza de la vida... cuando solo conocemos un planeta con vida en el universo... son tantas cosas las que se pierden a la vez.

Saludos!



Masgüel dijo...

Claro. Pero la evolución es un proceso de creación y destrucción. Si hay una especie invasora por antonomasia es el homo sapiens. No somos meros observadores ni ángeles incorpóreos. No hay ecosistema que no se vea afectado por la explosión del antropoceno. Somos un factor geológico. Y efectivamente, la diversidad de procesos naturales que potencialmente podemos aprovechar estudiando la biosfera es nuestra mayor riqueza. Así que nos interesa preservar tanta biodiversidad como sea posible. Pero en el hipotético e improbable escenario de que la gripe o alguna prima se pone testaruda y de los que hacemos ruido con la boca no quedamos ni uno, la sustitución de un depredador por otro en Doñana es algo anecdótico.

Tay dijo...

Muy de acuerdo, especialmente con la primera parte del texto. Somos la sexta gran extinción.

Respecto a si sería anecdótico o no, pues es muy difícil de decir... porque el valor de algo depende de los sujetos afectados. Si no quedasen monos sin pelo, el valor de la extinción quedaría reducido al valor que puede tener para nosotros la vida en un planeta que nunca conoceremos. Habrá quien diga que mucha, habrá quien diga que ninguna.

Eso poniéndome "metafísico"... respecto a la influencia de algo como eso en la historia evolutiva del planeta... puede haber "especies introducidas" sin seres humanos de por medio, un clásico es la unión del continente americano, con la extinción de innumerables especies del sur del nuevo continente. Pero claro... el que los mapaches acaben con muchas especies de aves en Doñana, aunque doloroso, no es comparable.

Saludos!

Manu dijo...

Totalmente de acuerdo con Masgüel, en cuanto que la supervivencia del organismo mejor adaptado (y/o con más suerte) es la ley de la evolución y no habría que escandalizarse tanto por ello, aunque nos de una pena terrible.

Por ejemplo en el norte de España se está extendiendo como la pólvora el plumero de la pampa (una especie hervácea similar a los juncos y prácticamente indestructible que se importó como planta ornamental de jardines y ahora está hasta en la sopa) y las administraciones públicas luchan en vano por erradicarla, como el mejillón cebra, etc., pero para las nuevas generaciones ya formará parte del entorno como especie oriunda, porque la han conocido aquí de "toda la vida", como les ocurre a muchas personas con los actuales pinares y eucaliptales de este entorno del norte de la península Ibérica, donde ya se ven como algo normal, por haber estado aquí "de toda la vida".

Es como cuando los defensores de las torturas taurinas defienden esta "tradición" con la excusa de que sino se extinguirían los toros de lidia y yo les respondo: "pues que se extingan". Las especies aparecen y desaparecen y la vida sigue. Es algo normal, aunque no nos guste.

Mom dijo...

Los mapaches transmiten una terrible zoonosis. Es un helminto, Baylisascaris procyonis, que vive en su intestino. Causa en el hombre y otros animales una condición llamada "larva migrans". El parásito se extiende pasando al perro doméstico, éste como todos sabemos no usa letrinas,
sus heces se dispersan en el medio ambiente. Los casos de la enfermedad en el hombre suelen ser fatales, una sola larva migrando por nuestro organismo puede ser mortal si accede al sistema nervioso central, similar sucede con la fauna autóctona que no ha coevolucionado con este parásito. Los animales importados "viajan" con el equipaje de sus patógenos (virus, ricketessias, bacterias, protozoos, helmintos....). Las consecuencias se suelen hacer notar a corto o largo plazo.¡Hay tantos ejemplos!

Samuel Hernandez Almeida dijo...

Pero la bacteria que portan los mapaches? El sascanis Nose que, que efectos produce en el cuerpo ? Fiebre? Diarrea? O que ? W

Samuel Hernandez Almeida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tay dijo...

Hola Samuel

Creo que te refieres a Sarcocystis neurona, ¿puede ser?
Es muy peligroso para los caballos, en humanos no demasiado.
Échale un vistazo aquí https://es.wikipedia.org/wiki/Sarcocistosis