El oso polar de Dostoyevski

Hace un par de días me encontré con uno de mis profesores del doctorado, con el que disfruté de lo lindo en unas clases llamadas "discusiones multidisciplinares sobre evolución", no me había enterado, pero acababan de publicar un artículo en Nature (junto con otro de los profesores de aquella genial clase), y esto, para el que no este familiarizado con la burocracia científica, es una cosa muy importante.

En dicho artículo cuentan como han comprobado algo que se sospechaba (o simplemente se daba por hecho), que las relaciones entre los organismos se conservan a lo largo de la evolución por todo el árbol de la vida (abstract aquí).
Me contaba que el secreto de dicho éxito se basa en el estudio de lo que puede parecer evidente, pues en muchos casos los grandes descubrimientos científicos se han dado en torno a lo evidente.

En esa línea va el estudio del que voy a hablaros hoy, "el oso polar de Dostoyevski", que es un ejemplo, como suele ocurrir con la ciencia del comportamiento (llámese psicología o etología), del estudio de lo que nos es familiar...

"A mediados de la década de 1980, el psicólogo de Harvard Daniel Wegner dio con una cita críptica, aunque fascinante, del libro Notas de invierno sobre impresiones de verano, de Dostoyevski: "Intente imponerse la tarea de no pensar en un oso polar y verá al condenado animal a cada minuto".

Wegner decidió realizar un sencillo experimento para descubrir si era cierto. Sentó a varios voluntarios a solas, cada uno en una habitación distinta, y les dijo que pensaran en cualquier cosa, SALVO en el oso blanco de Dostoyevski.
Después se les pidió a todos que tocasen una campana cada vez que el oso prohibido les viniese a la cabeza. En pocos minutos, la cacofonía de campanas le indicó que Dostoyevski estaba en lo cierto: intentar reprimir ciertos pensamientos hace que las personas se obsesionen precisamente con el tema que intentan evitar"

59 Segundos. Richard Wiseman.

Richard Wiseman, al que ya conocisteis en este blog, nos recomienda no forzarnos a olvidar lo que no queremos recordar, es como "el juego" (the game, que por cierto acabo de perder).

Así que tanto para los que estéis ya de vacaciones como para los que no, este puede ser un buen momento para comenzar a experimentar esto... si tenéis un oso rondando, pensad en el hasta que este se aburra de vosotros, se irá por su propio pie.

Tay.

12 comentarios:

Juanjo Ramírez dijo...

Alby y yo solíamos jugar a esto pero con elefantes. "No pienses en elefantes". Y obviamente, acababas con un elefante en el cerebro.

No sabía que lo del oso era de Dostoievsky. Saludos!

Tay dijo...

Todavía recuerdo veros en una cafetería de Fuerteventura haciéndoos los ahorcados los dos a la vez :D

Me da que habréis tenido alguna que otra conversación friki...

Si que es de Dostoievsky, y creo que tiene mucho que ver con el oso polar que salía en Perdidos, seguro que te acuerdas de un monton de escenas que tenían que ver con Dostoievsky y otras que tenían que ver no con un oso polar, sino con el oso de Dostoievsky.

Saludos!

emejota dijo...

Para variar me ha encantado tu entrada. Ese experimento lo tengo claro desde hace tiempo. Agoto el pensamiento que me ataca mareándolo a base de vueltas, hasta puede que lo acabe escribiendo. Acaba tan harto de mi batidora mental que se larga y no me causa ningún problema. Pasa el tiempo, lo recuerdo y me entra la risa. Un abrazo.

Tay dijo...

Emejota

Gracias! Pues escribir este tipo de pensamientos es la medida más recomendada, porque con ello uno se ve obligado a ordenar las ideas y replantearlas, dicen que es lo mejor de lo mejor :D

Un saludo

Chano dijo...

Ohhh! Hace años que estaba ganando en "The game", y he vuelto a perder...

¿Lo has hecho a propósito, verdad? xD

Tay dijo...

No se de que me hablas...

no se que es eso de the game... :D

mariajesusparadela dijo...

Vengo de "reenvío" y, con permiso, me quedo.

Tay dijo...

MariaJesus

Eres bienvenida!

Anónimo dijo...

Meneado: http://www.meneame.net/story/el-oso-polar-de-dostoyevski Me encantan tus entradas y los temas que tocan, la etología siempre me ha llamado muchísimo la atención. Un placer pasar por aquí. Gracias por el blog. Comoelsol

Tay dijo...

Gracias Comoelsol! y a mi me encanta que te encanten!

Mims Brooks dijo...

Qué gozada leer este tipo de cosas! yo también acabo de perder.

Tay dijo...

Gracias Mims! : )